sábado, 31 de enero de 2009

O mundo é de quem não sente

El próximo verano tengo pensado enfrascarme en el estudio del alemán para leer "O Livro do Desassossego", de Fernando Pessoa (Bernardo Soares para los amigos). Me lo propuse la noche en que escuché a un hombre bajo mi balcón recitar unos versos galaico-portugueses en el idioma germano. Entonces supe que aquel sonido agridulce que estremecía el vidrio había nacido en Berlín, se había hecho mayor en Lisboa y quería morir en mi cuarto. Posiblemente en Agosto, con la intercesión de Dios y wordreference.com.

"Ich bin der Zwischenraum zwischen dem, was ich bin, und dem, was ich nicht bin, zwischen dem, was ich träume, und dem, was das Leben aus mir gemacht hat, der abstrakte und leibliche Mittelwert zwischen Dingen, die nichts sind, da ich ebenfalls nichts bin. Welche Unruhe, wenn ich fühle, welch Unbehagen, wenn ich denke, welche Nutzlosigkeit, wenn ich will!"

"Sou o intervalo entre o que sou e o que não sou, entre o que sonho e o que a vida fez de mim, a média abstracta e carnal entre coisas que não são nada, sendo eu nada também. Que desassossego se sinto, que desconforto se penso, que inutilidade se quero!"

"Soy el intervalo entre lo que soy y lo que no soy, entre lo que sueño y lo que la vida ha hecho de mí, la media abstracta y carnal entre cosas que no son nada, siendo yo nada también. ¡Qué desasosiego si siento, qué desconsuelo si pienso, qué inutilidad si quiero!"

Voilà. Estas son las terribles ideas que se les pasan por la cabeza a chicas como Topanga Lawrence cuando en ciudades como Oviedo no para de llover.

10 comentarios:

El buscador de miradas dijo...

Como diría iiioiii, tú le das, tía. Lo de la lluvia es una mera excusa que a estas alturas ya no cuela. Es imposible que alguien en estado normal sea poeta, dibujante y políglota, y que además nos deje puesto un pensamiento tan profundo que me va a tener ocupado el resto del día.

¿Para cuándo algo en francés, mi idioma favorito en el amor?

Topanga Lawrence dijo...

No sé si habrás leído "El libro del desasosiego", pero si lo has hecho sabrás que no soy la única que le da (a la tristeza).

Hum, ¿francés? Pues no sé, supongo que escríbiré en francés cuando salga el sol.

¿? :)

iiioiii dijo...

¿Pero yo hablo así? Parezco un poco pija, jo tía. [:S] Cambiaste el hastío por el desasosiego sin avisarme. Ooohhh.... Es un asco que llueva tanto. Tengo los bajos de los pantalones dstrozados. @@¿#¡@!!

Beso :*

El buscador de miradas dijo...

No he leído ese libro, Topanga, a mí del sado sólo me interesan las vendas y las esposas, y aunque estoy abierto a nuevas posibilidades, leer a Pessoa con este tiempo que tenemos sería una experiencia demasiado dolorosa para mi aburguesado body.

Señor Insustancial dijo...

Estais todos muy mal de lo vuestro. Lo presiento.

Un saludo.

Topanga Lawrence dijo...

No pienso hacer el típico chiste de bajos, iiioiii. xD Un beso. Muak.

No te preocupes, Hombre de la Mirada Profunda, yo te leeré "El libro del desasosiego" cuando vaya a arroparte esta noche. Ya verás qué bonitos sueños tienes. :)

Bueno, Señor Insustancial, admito que estamos todos muy mal, pero no hasta el punto de pegarle gritos a una becaria, no sé si me entiendes... :)

hécuba dijo...

«He creado en mí varias personalidades. Creo personalidades constantemente. Cada sueño mío es inmediatamente, en el momento de aparecer soñado, encarnado en otra persona, que pasa a soñarlo, y yo no.
Para crear, me he destruido; tanto me he exteriorizado dentro de mí, que dentro de mí no existo sino exteriormente. Soy la escena viva por la que pasan varios actores representando varias piezas»

Uno de los trocitos que más me gustan. Mira por dónde, creo que lo voy a poner en mi blog a modo de introducción... en castellano, que yo lo del portugués lo llevo muymuy mal:)

El buscador de miradas dijo...

Me habéis convencido :)
El libro del desasosiego pasa a engrosar mi lista de lecturas pendientes.

Topanga Lawrence dijo...

PESSOA es DIOS

Zenutria dijo...

No sé por qué el alemán siempre me dio mucho asco. jajaja

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme. Es gratis.